Médicos voluntarios viajan a Chaco para reforzar el sistema de salud ante la enfermedad COVID-19

Compartí en tus redes
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook

El gobierno nacional envía profesionales de otras jurisdicciones para hacer frente a la pandemia en Chaco. El grupo está formado por terapistas, clínicos, emergentólogos y kinesiólogos respiratorios.

Hoy partió desde la Ciudad de Buenos Aires un grupo de profesionales de la salud con destino a la provincia de Chaco, enviados por el Gobierno nacional, para reforzar el sistema de salud provincial, ante la situación que atraviesa esa provincia por el COVID-19.

Parte de la acciones de fortalecimiento en el sistema de salud dispuesto por el ministro de Salud de la Nación, Ginés González García, por lo que la Nación enviará 25 profesionales entre los que se encuentran terapistas, clínicos, emergentólogos y kinesiólogos respiratorios.

Tal como lo había anunciado el presidente Alberto Fernández en una videoconferencia con el gobernador Jorge Capitanich el 30 de junio, el sistema de salud de Chaco será reforzado por profesionales voluntarios que provienen de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y de las provincias de Buenos Aires, Santa Cruz, Córdoba y una terapista proveniente de las FFAA de Paraná, Entre Ríos.

El traslado de los voluntarios está a cargo de la Fuerza Aérea Argentina dependiente del Ministerio de Defensa de la Nación. El avión Fokker F28 que los dejará en la provincia norteña partió el día martes desde el aeropuerto de Palomar hacia El Calafate, donde recogió a cuatro profesionales que pasaron la noche en un hotel de la capital del país, para reunirse en la mañana de hoy con el grueso de la delegación. El avión hará una escala en Córdoba antes de llegar a Chaco, donde recogerán a otros nueve profesionales que completan un total de veinticinco.

El grupo de profesionales será recibido por el gobernador Capitanich y se instalarán para trabajar durante dos semanas en el Hospital Perrando, el más grande de esa provincia con 500 camas, y el que fue elegido para trasladar todos los casos graves de COVID-19.

Este hospital cuenta, además, con uno de los hospitales modulares de armado rápido que el gobierno nacional instaló en el conurbano bonaerense, en Mar del Plata, en Córdoba y en Rosario; y es justamente uno de los centros de salud que se verán reforzados con la llegada de los profesionales voluntarios.

Los voluntarios se verán apoyados también por un grupo de 5 terapistas expertos puestos a disposición por el Ministerio de Salud de la Nación, que por tener más de 60 años no pueden atender pacientes, pero estarán a disposición online las 24 horas del día para las consultas que puedan despejarles a los voluntarios que estarán en Chaco.

La selección de los voluntarios fue por un registro elaborado por la cartera sanitaria nacional, que comenzó con la inscripción en el mes de abril y desde entonces se los fue convocando para conformar grupos de refuerzo en diferentes áreas del país

Entre quienes viajaron a Chaco este miércoles se encuentran también dos técnicos en emergencias y el viaje estuvo encabezado por el secretario de Calidad en Salud del Ministerio de Salud de la Nación, Arnaldo Medina, encargado de coordinar el operativo solidario, quien explicó que “esta es la manera que se adopta en otros lugares del mundo para organizar las áreas críticas, y en nuestro país hubo un ofrecimiento de voluntarios mayor del que esperábamos. San Luis y Entre Ríos nos propusieron también enviar gente, por lo que en estos días ya vamos a ir conformando el segundo equipo”.