Amazon, Apple, Facebook y Google: las duras críticas del Congreso de EE.UU. ante el creciente poder de las cuatro mayores empresas tecnológicas

Compartí en tus redes
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook

“Los padres fundadores (de Estados Unidos) no se inclinaron ante un rey ni nosotros deberíamos inclinarnos ante los emperadores de la economía en internet”.

Los cuatro “emperadores”, los pesos pesados de la tecnología de EE.UU., comparecieron por primera vez juntos este miércoles -de forma virtual- para rendir cuentas sobre su enorme poder ante al Congreso.

Los directivos de Alphabet (Google), Amazon, Apple y Facebook (Sundar Pichai, Jeff Bezos, Tim Cook y Mark Zuckerberg) protagonizaron una esperada audiencia ante el Comité de Seguridad de la Cámara de Representares.

Los miembros del comité que los interrogaron sobre el creciente poder de sus empresas y su influencia en el panorama político, económico y cultural mundial.

Durante la apertura de la sesión, el presidente del comité, David Cicilline, cuestionó duramente el poder de las grandes tecnológicas, a la que señaló de prácticas monopólicas y de convertirse en corporaciones privadas que controlan la economía o la democracia.

“Como guardianes de la economía digital, estas plataformas disfrutan del poder de elegir ganadores y perdedores para sacudir a las pequeñas empresas y enriquecerse mientras ahogan a la competencia”, dijo.

“Su capacidad para dictar términos, tomar decisiones, mejorar sectores enteros e inspirar miedo representan los poderes de un gobierno privado“, agregó.

Cicilline llamó a las grandes tecnológicas “emperadores de la economía en línea” y llamó a tomar medidas para controlar su poder.

Poco antes del inicio de la sesión, el presidente Donald Trump pidió a través de Twitter al Congreso tomar medidas para regular a las tecnológicas o -dijo- lo hará él a través de “órdenes ejecutivas”.

The US capitol building
Image captionEl Congreso señaló a las compañías de prácticas monopólicas.

En conjunto, las cuatro compañías están valoradas en US$5 billones.

Como hecho paradójico, la comparecencia de los cuatro jefes de las grandes compañías sufrió varias interrupciones tecnológicas y tuvo que ser suspendida de forma momentánea para resolver problemas técnicos.

¿Qué dijeron?

Durante sus declaraciones preparadas antes de comenzar con la ronda de preguntas de los legisladores, los directivos de las compañías rechazaron los cuestionamientos iniciales y aseguraron estar orgullosos de servir a EE.UU.

“El escrutinio es razonable y apropiado. Pero no hacemos concesiones sobre los hechos”, expresó Cook.

Bezos, por su parte, indicó que su firma enfrentaba una competencia significativa de empresas como Walmart y defendió el papel de las grandes empresas en la economía.

Facebook
Image captionEl creador de Facebook alertó sobre el lugar que puedan ocupar otras compañías extranjeras en el escenario global.

“Me encantan los emprendedores de garaje, yo era uno. Pero al igual que el mundo necesita pequeñas empresas, también necesita grandes. Hay cosas que las pequeñas empresas simplemente no pueden hacer”, dijo.

Esta es la primera vez que Bezos, la persona más rica del mundo, comparece ante el Congreso de los EE.UU. y ocurre en un momento en el que su riqueza está bajo escrutinio adicional por su papel en la pandemia de coronavirus.

Zuckerberg, por su parte, advirtió que si el modelo tecnológico estadounidense no gana, otro lo hará.

“Facebook representa un conjunto de principios básicos que dan voz a las personas y oportunidades económicas (…) Y a medida que aumenta la competencia global no hay garantía de que nuestros valores triunfen”, indicó.

Pichai, entre tanto, argumentó que la innovación de Alphabet (la matriz de Google) ofreció beneficios generalizados para millones de personas.

“Al utilizar (el sistema operativo para celulares) Android, miles de operadores móviles construyen y venden sus propios dispositivos sin pagarnos ninguna tarifa de licencia. Esto ha permitido que miles de millones de consumidores puedan pagar teléfonos inteligentes de última generación, algunos por menos de US$50”, afirmó.

¿Cuáles han sido los principales cuestionamientos?

Durante las preguntas, los congresistas cuestionaron a los líderes de las principales empresas tecnológicas de prácticas desleales hacia compañías más pequeñas, pero también sobre asuntos más complicados de la política estadounidense y global.

El congresista demócrata Henry Johnson expresó su preocupación por el App Store de Apple, tras considerar que sus moderadores inventan reglas “en el camino” y luego las interpretan arbitrariamente.

Johnson consideró que las reglas a veces “cambiaban para beneficiar a Apple a expensas de los desarrolladores [de terceros]” y también discriminaban entre diferentes creadores.

“Tratamos a todos los desarrolladores de la misma manera. Tenemos reglas abiertas y transparentes”, respondió Cook.

El congresista republicano Matt Gaetz señaló a Google de colaborar con universidades chinas que toman “millones y millones de dólares del ejército chino” y recordó que el inversor en tecnología Peter Thiel había acusado previamente a la compañía de “traición”.

Pachai
Image captionPachai negó que su empresa colabore con el ejército chino.

Pichai negó que sus empleados estuvieran actuando en contra de los intereses estadounidenses. “No estamos trabajando con el ejército chino, es absolutamente falso”, dijo.

La congresista demócrata Pramila Jayapal cuestinó al jefe de Amazon, Bezos, sobre si su empresa alguna vez había utilizado datos de vendedores para tomar decisiones comerciales.

Bezos respondió que no podía responder en términos tan simples.

“Lo que puedo decir es que tenemos una política contra el uso de datos específicos del vendedor para ayudar a nuestro negocio de marca privada, pero no puedo garantizar que esa política nunca se haya violado”, dijo.

El cuestionamiento viene tras recientes informes que aseguran que Amazon había utilizado datos recopilados de empresas que vendían productos a través de su sitio para diseñar y fijar el precio de sus propios productos, algo que la firma había sugerido anteriormente que se había limitado a un grupo de empleados deshonestos.

Bezos
Image captionFue la primera vez que Bezos compareció ante el Congreso.

Cicilline también presionó a Bezos tras denuncias de que su empresa tiene un conflicto de intereses con los vendedores que utilizan su plataforma.

Según el congresista, una compañía de ropa recibido un cheque de Amazon para motivarla, pero que finalmente Amazon provocó el colapso de la tienda al lanzar productos rivales propios.

“Estoy completamente en desacuerdo con esa caracterización”, respondió el Sr. Bezos.

“Creo que es importante comprender que tenemos una política contra el uso de datos de vendedores individuales para competir con nuestros productos de marca propia”, agregó.

En ese sentido, Zuckerberg también fue cuestionado sobre si su compañía ahogaba a sus competidores al copiar sus características o forzarlos a la venta.

“Ciertamente hemos adaptado características que otros han liderado, al igual que otros han copiado y adaptado características que hemos liderado”, respondió el creador de Facebook.

línea
Una tormenta política
Por Anthony Zurcher, corresponsal de la BBC para América del Norte.

Aunque los principales ejecutivos de las grandes cuatro compañías de tecnología del mundo estuvieron testificando ante el Comité Judicial desde la distancia fueron parte de una tormenta política.

El propósito declarado de la audiencia era abordar si las leyes antimonopolio existentes proporcionan una regulación suficiente a los Goliat de tecnología transnacional.

Sin embargo, la realidad fue que el procedimiento, con cada miembro del comité con cinco minutos para hablar, fue más parecidos a un frenesí, ya que los jefes corporativos enfrentaron críticas de todas las direcciones.

Los demócratas expresaron preocupación porque las compañías estaban abusando de su poder al perjudicar a los competidores o al comprarlos por completo. Los republicanos acusaron a los testigos de patriotismo insuficiente y de estar demasiado a gusto con los chinos.

Ambas partes expresaron su indignación por la forma en que las empresas administran la información y la expresión en sus plataformas.

Según los demócratas, no fueron lo suficientemente lejos como para eliminar la retórica de odio y la información falsa, mientras los republicanos los señalaron por elegir a conservadores para la censura.

A pesar de todo, los testigos agradecieron a los interrogadores y recogieron sus bultos, quizás seguros de que pronto podrían cerrar sesión y volver a su trabajo.

Si bien todos los políticos parecían estar de acuerdo en que las grandes compañías tecnológicas son un problema, las posibilidades de llegar a cualquier tipo de solución parece poco probable.

Fuente: BBC NEWS