El Ministerio de Ambiente avanza en la adquisición de equipamiento para la erradicación de basurales y la mejora de la labor de los recicladores urbanos

Compartí en tus redes
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook

En el marco de dos licitaciones públicas internacionales, la cartera ambiental nacional busca dotar de equipamiento a numerosos municipios de Argentina, para optimizar la gestión integral de residuos sólidos urbanos, dentro de los lineamientos de la economía circular. El monto oficial combinado para ambas iniciativas asciende a más de 26,8 millones de dólares.

El Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación, que lidera Juan Cabandié, realizó dos actos de apertura de ofertas para la adquisición de equipamiento para la optimización de la gestión integral de residuos sólidos urbanos en basurales a cielo abierto y para mejorar las condiciones de trabajo de recicladores urbanos, en el marco de sus correspondientes licitaciones públicas internacionales. En el primer caso, se recibieron 27 ofertas, mientras que en el segundo, 11.

Las iniciativas son implementadas a través del Programa de Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos (GIRSU), que lleva adelante la Secretaría de Control y Monitoreo Ambiental, a cargo de Sergio Federovisky, del Ministerio de Ambiente Nacional, con financiamiento del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), cuyo monto sumado supera los 26,8 millones de dólares. Como beneficiarios, se encuentran numerosos municipios distribuidos entre las provincias de Buenos Aires, Córdoba, La Pampa, Santa Fe, Corrientes, La Rioja, Misiones, San Juan, Santiago del Estero, Tucumán, Chubut, Río Negro, Salta, Santa Cruz y Entre Ríos.

La licitación pública internacional n.° 1/2020, de adquisición de equipamiento para optimizar la gestión de residuos sólidos urbanos (RSU) en basurales a cielo abierto, cuyo presupuesto excede los 16,8 millones de dólares, consta de la adquisición de 19 retroexcavadoras hidráulicas montadas sobre oruga, con una potencia mínima de 135 caballos de fuerza; 20 palas cargadoras frontales operadas sobre neumáticos, de 125 caballos de fuerza de potencia mínima; 28 minicargadores montados sobre ruedas, de una potencia mínima de 55 caballos de fuerza; 30 autoelevadores eléctricos de 4 ruedas, con una capacidad nominal de carga mínima de 1500 kg; 26 camiones con caja volcadora de 8 m3 de capacidad; 48 camiones con caja cerrada y plataforma hidráulica trasera plegable; y 16 acoplados tipo carretón de 12 m de largo.

Por otro lado, la licitación pública internacional n.° 2/2020, destinada a potenciar la clasificación y separación de RSU, y mejorar las condiciones laborales de los recicladores urbanos, cuyo monto de ejecución supera los 10 millones de dólares, procura la compra de 26 trituradoras de vidrio sobre estructura fija, con una capacidad de procesamiento de 2500 botellas u 800 kg de material por hora; 29 guillotinas de neumáticos sobre ruedas tipo tráiler, que como mínimo deberá poder cortar aquellos de 24,5 pulgadas; 26 trituradoras de cascotes, con una capacidad de labor no menor a las 18 t por hora; 24 balanzas para camión de eje portátil, con una capacidad mínima de 20 t por eje; 50 balanzas de piso, de al menos una dimensión de 1,2 m por 1,2 m y un mínimo de carga de 1500 kg; 48 puntos verdes móviles, consistentes de una plataforma de arrastre para camioneta o camión, con contenedores removibles para la recolección de residuos separados; 40 enfardadoras de doble cajón vertical, con zunchado manual, que permitan una producción mínima de 2 fardos por hora; 35 chipeadoras de ramas y residuos de poda, con una capacidad de procesamiento no menor a las 5 t por hora; 1748 carros de recolección de residuos de operación manual, con manija superior de arrastre; y 19 plantas de clasificación manual de RSU, de una capacidad mínima de ingreso y clasificación de materiales de 3 t por hora.