Economía obtuvo financiamiento por $85.558 millones, 21% más del monto que buscaba renovar

Compartí en tus redes
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook

El ministro de Economía, Martín Guzmán, habló de una tendencia “claramente positiva”. La colocación fue de letras del Tesoro Ledes y Lecer y de bonos.

El Ministerio de Economía logró adjudicar $84.558 millones en Letras del Tesoro (Ledes y Lecer) y Bonos con vencimiento en 2022 en la licitación que cerró esta tarde, más de un 21% de lo que necesitaba para renovar los $69.754 millones que vencen el próximo 11 de septiembre.

“El mercado de deuda pública en pesos continúa en la senda positiva de normalización y profundización por la que procurábamos avanzar. En este camino se pueden ir alternando puntos altos y bajos, pero la tendencia es claramente positiva”, dijo al respecto el ministro de Economía, Martín Guzmán, en un comunicado con los detalles de la licitación.

Las ofertas recibidas alcanzaron los 102.600 millones Valor Nominal (VN) y se adjudicaron 93.820 millones de VN, equivalentes a $84.558 millones, lo que dará un financiamiento neto para el Tesoro de $14.804 millones.

Con la licitación del hoy el Tesoro logró imponer una tasa nominal anual (TNA) de 34,13% para las Ledes con vencimiento en enero de 2021, del 35,15% para las Ledes a vencer en febrero de 2021 y del 0,75% más CER (Coeficiente de Estabilización de Referencia) para las Lecer con igual mes de vencimiento.

Desde el ministerio destacaron que todos los títulos adjudicados tienen vencimientos a partir del año 2021, continuando con una política de tasas sostenibles y de extensión de los vencimientos de deuda.

Asimismo, ponderaron el alto nivel de participación en la licitación de distintos inversores institucionales del mercado de capitales local, como bancos, fondos comunes de inversión (FCI) compañías de seguro y empresas.

“Los resultados que se vienen registrando en las licitaciones relajan las necesidades de financiamiento por parte del Banco Central, lo que ayuda a ir generando condiciones de estabilidad”, agregó Guzmán.

En ese sentido, el ministro sostuvo que reducir el financiamiento por parte de la autoridad monetaria a niveles coincidentes con el crecimiento de la demanda por activos en pesos “no se logrará de un día para el otro, sino que es un proceso que llevará tiempo”.

“Esto requiere transitar el camino del ordenamiento de las cuentas públicas de una manera compatible con la recuperación de la economía”, afirmó Guzmán.

Y aseguró: “Estas consideraciones están siendo tenidas en cuenta en el proyecto de ley de presupuesto 2021 que estamos terminando de elaborar”.

La semana pasada, Guzmán adelantó que el proyecto de ley de Presupuesto 2021, que se presentará ante el Congreso el martes 15 de septiembre, tendrá una meta de déficit de 4,5% del PBI y un nivel de inversión en obra pública que duplicará en porcentaje sobre el producto a la que la anterior administración presupuestó para 2019.