176 millones de personas podrían caer en la pobreza luego de la pandemia

Compartí en tus redes
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook

“Lo peor está por venir”, advirtió Olivier De Schutter, experto de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) Más de las 1.400 medidas de protección social que adoptaron los gobiernos no fueron suficientes.

Según un informe publicado por Olivier De Schutter, el relator especial la Organización de las Naciones Unidas ( ONU), sobre la extrema pobreza y los derechos humanos, la recesión económica que provocó la pandemia del coronavirus no tiene precedentes en tiempos de paz desde la Gran Depresión, la gran crisis financiera mundial ocurrida durante la década de 1930.

“Las peores consecuencias de la crisis sobre la pobreza están aún por venir”, advirtió el experto independiente de la ONU a los representantes de los países en el mundo.

De Schutter alertó que otras 176 millones de personas podrían caer en una situación de pobreza, en caso de que se utilice una línea de pobreza de 3,20 dólares al día. Lo que significa un crecimiento de 2,3 puntos porcentuales en la tasa de pobreza comparado con una situación sin la pandemia.

Más de 1.400 medidas de protección social, que fueron adoptadas en todo el mundo desde el inicio de la pandemia por varios de los gobiernos, no resultaron suficientes. “Las redes de seguridad social implementadas están llenas de agujeros”, aseguró el relator de la ONU y explicó que este tipo de medidas en general son “cortoplacistas”, mientras “su financiación resulta insuficiente”.

Por otro lado, aseguró, según informó el portal RT, que muchas personas están “más empobrecidas”, refiriéndose a quienes “están en condiciones laborales precarias o sin domicilio permanente”, y que resultan excluidas de los programas de protección social anunciados y llevados adelante por distintos gobiernos en el mundo para apalear la crisis por la pandemia.

“Numerosos programas también requieren que las solicitudes se completen en línea, lo cual de facto excluye a amplios grupos de la población sin acceso a Internet o con bajas competencias digitales”, expresó el relator de la ONU.

Fuente: Crónica