Reflexiones en una actual Argentina desorientada

Compartí en tus redes
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook

Por Adolfo Koutoudjian*


En la Argentina, la mayor parte de sus dirigentes e incluso vastos sectores populares, están demostrando un nivel de crispación y de desorientación semejantes a otras épocas trágicas como en 1976, 1955, 1930 y 1890. No es la primera vez que se pierde el rumbo y la serenidad. De ahí que, a título de apreciación estratégica, sugerimos algunos OBJETIVOS ESENCIALES para no dispersar esfuerzos y “educar al soberano”. En la actual situación nacional, la administración tiene que tener en claro algunos objetivos prioritarios y no desviarse demasiado de los mismos

1) Amortiguar los duros efectos de la pandemia COVID-19 y la preservación máxima posible de la vida. Esto significa hacer un esfuerzo técnico y financiero para apuntalar el sistema sanitario y al personal de primera línea de lucha.

2) Recuperar la economía popular y productiva poniendo esfuerzo en la generación de divisas. Aunque, dentro de acuerdos sectoriales, no entrar en contradicción con sectores productivos primarios y lograr de ellos contribuciones para apuntalar el esfuerzo patriótico, especialmente el agronegocio y la minería.

3) Lograr del FMI la máxima flexibilidad posible por situaciones no atribuibles a la actual administración y lograr del organismo el auxilio necesario para cubrir el desfinanciamiento sectorial

4) Promover definitivamente una Comisión Ejecutiva para discutir el mandato constitucional de 1994 de una nueva Ley de Coparticipación Federal que tome en cuenta las nuevas realidades demográficas y económico-sociales, con espíritu amplio, justo y equitativo.

5) Instalar una Comisión Nacional de Equilibrio y Desarrollo Territorial: Esta necesidad de repensar el territorio está contenido en las determinaciones del Consejo Federal de Planificación, hoy bajo la órbita del Ministerio de Vivienda y Desarrollo Territorial. Este Consejo fue el encargado de liderar la discusión federal del Proyecto de Ley de Presupuestos Mínimos para el Ordenamiento Territorial que se realizó entre 2011 y 2013

Particularizando objetivos estratégicos de influencia territorial, consideramos necesario, previo estudio exhaustivo, científico y estratégico:

1) El traslado de los Poderes Ejecutivo y Legislativo Nacional al interior de la República como disparador de serias discusiones sobre el país, el federalismo y las sedes del poder político.

2) Tratamiento especial del Conurbano Bonaerense como Región-Plan y a la Región Pampeana mediante un plan urbano-regional, tal como planteamos en nuestra nota publicada en agosto del 2020 en este mismo periódico.

3) Creación del Ministerio de Asuntos Marítimos: el mar es donde se juega la expansión geográfica argentina y es el flanco débil de la nación. Es el espacio a ocupar para completar nuestra esfera de dominio.

4) El Sistema Educativo Nacional debería inducir al ciudadano a conocer, explorar y disfrutar los paisajes argentinos. Sólo se AMA lo que se conoce.

5) Mayor compromiso operativa de los Ministerios e Instituciones de Ciencias Geográficas, Ambientales al igual que los de Ciencia y Tecnología en todo el país.

En lo internacional “la única política que vale y ordena es la política exterior” (Perón dixit). Los lineamientos que entendemos necesarios son:

a) Evitar el aislamiento geopolítico argentino

b) Rediscutir y afianzar el Mercosur

c) Sostener firmemente los derechos argentinos en Malvinas, Goergias y Sandwich del Sur y en el Atlántico Sur Occidental, en las tres dimensiones del océano.

d) Recuperar presencia en la Cuenca del Plata, incluyendo la HIdrovía Paraguay-Paraná, el río Uruguay y el Río de la Plata, su frente marítimo y sus espacios litorales circundantes.

e) Por último, NEUTRALIDAD ACTIVA EN LAS PUJAS GEOPOLÍTICAS MUNDIALES.

*Adolfo Koutoudjian es Licenciado en Geografía por la Universidad de Buenos Aires (UBA). En el área docente se desempeña como profesor de Geopolítica en la Facultad de la Defensa Nacional, la Escuela Superior de Guerra Conjunta de las Fuerzas Armadas y la Escuela de Guerra Naval; y como profesor invitado, en el Departamento de Geografía de la UBA. Es autor del libro Geopolítica Argentina (en prensa) y Geopolítica del Mar

Fuente: El Pais Digital