El Senado sancionó la ley que prohíbe construir en zonas incendiadas

Compartí en tus redes
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook

No podrá cambiarse el destino original de su uso por 60 años y por 30 cuando sean áreas rurales. Para Cambiemos, será declarada inconstitucional.

El Senado sancionó este viernes las modificaciones a la ley de manejo del fuego para que las zonas incendiadas no puedan subdividirse o modificar su destino de uso original por 60 años, o 30 cuando se trate de áreas rurales.

Se trata de una iniciativa de Máximo Kirchner, aprobada con los votos justos en diputados y el rechazo de Cambiemos, que en el Senado anticipó una batalla judicial para impedir su aplicación.

“Este proyecto lo van a declarar inconstitucional. No resiste análisis ante los Tribunales. El derecho de propiedad no se puede coartar por otra ley. La intencionalidad de los incendios no se puede adivinar y prohibir al dueño que haga otra cosa con su campo”, sostuvo Laura Rodríguez Machado, del PRO.

“No se puede pensar que los incendios sólo ocurren por aquellos que quieren hacer desarrollos inmobiliarios o buscan aumentar las hectáreas producidas por sus campos. Ese es un pensamiento de hippie chic, cómo les llamamos los cordobeses a quienes prejuzgan sin saber”, agregó la cordobesa.

La correntina Ana Almirón, del Frente de Todos, había explicado que la norma se basó en que según las pericias del servicio de manejo del fuego la mayoría de las 900 mil hectáreas incendiadas este año fueron producto del accionar del hombre, “intencional o por descuido”.

El objetivo, entonces, en que nadie se beneficie de inversiones en tierras arrasadas. Para eso se prohíbe por seis o tres décadas “cualquier actividad que fuera distinta al uso y destino de la superficie previa al incendio”.

Tampoco se podrá subdividir o realizar desarrollos inmobiliarios, una de las principales especulaciones de la intencionalidad de los incendios. Los bosques nativos no se tocarán por 60 años, mientras que las provincias podrán ampliar plazos en cualquier caso y cuando lo consideren.

“Pensamos en reconstruir al campo y la producción, pero con todos y todas. No podemos permitir que algunos vivos hagan un negocio afectando al medio ambiente”, agregó Almirón, que no tuvo respaldo de su coterráneo Carlos Espínola, del Frente de Todos. Se abstuvo y la ley se sancionó con 41 votos. Carlos Menem volvió y votó a favor.

Néstor Braillard Poccard, correntino y del PRO, tal vez dio los motivos del rebelde oficialista cuando advirtió que la ley será perjudicial para zonas forestales del norte del país. “Nadie va a quemarlas en forma intencional después de tanta inversión”, señaló.

Su compañera Gladys González, presidente de la comisión de Medio Ambiente, cuestionó no diferenciar incendios provocados en forma natural o accidentales. “No es lo mismo un campo que se le cayó un rayo a alguien que lo provoca. Esta no es una ley de presupuestos mínimos. Se mezcla todo”.

“No se animaron a decir que no a quien es su jefe y será su próximo presidente. Está bueno ayudarlos a hacer buenas leyes”, chicaneó. “Esta ley tuvo apoyo de seis bloques. No sabía que tenía tanto poder el diputado Kirchner. Ni que iba a ser candidato a presidente. No lo conozco todavía, pero lo quiero conocer”, bromeó el chaqueño Antonio Rodas, del Frente de Todos.

El entrerriano Alfredo De Angeli reprochó que no haya intervenido la Comisión de Agricultura y pidió reenviarla, en una votación a mano alzada en la que sólo podía perder y perdió.

Fuente: LPO