Aborto en Estados Unidos: empresas deben ayudar a sus empleadas a interrumpir embarazos

Compartí en tus redes
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook

Luego del fallo constitucional de la Corte Suprema, compañías como Amazon, Meta o Disney se comprometieron a cubrir los gastos de aquellas que deseen ejercer el derecho en otro Estado. Legisladores estatales amenazaron con iniciar demandas.

En medio de un clima hostil en Estados Unidos por el fallo constitucional de la Corte Suprema que anula el derecho al aborto, grandes empresas como Disney, JP Morgan y Meta se comprometieron a cubrir los gastos de aquellas empleadas que decidan viajar a interrumpir un embarazo. La histórica sentencia allana el camino para que cada Estado decida individualmente si establece al aborto como un derecho para la población. En este contexto, millones de mujeres habitantes en Estados Unidos se encuentran con restricciones en caso de que quieran ejercer el derecho al aborto.

Aborto: la Corte Suprema revocó el derecho en Estados Unidos y Biden  lamentó la decisión | Mundo | La Voz del Interior
Foto: La Voz

Anteriormente, empresas como Amazon, Yelp y el grupo bancario CitiGroup ya habían anunciado que facilitarían que sus empleadas puedan viajar a otros estados para eludir las prohibiciones. Después de las sentencias, muchas empresas se posicionaron a favor de las mujeres y su derecho de abortar.

El director ejecutivo de Yelp, Jeremy Stoppelman, dijo en Twitter que la decisión de la corte “pone en peligro la salud de las mujeres”, y agregó que “los líderes empresariales deben pronunciarse”. Disney, por su parte, les comunicó a sus empleadas que reconocía el impacto del fallo de la Corte Suprema y que seguirá comprometida con brindar “acceso integral” a atención médica asequible, incluyendo planificación familiar y atención en salud reproductiva, “sin importar dónde vivan”.

En su resort de Florida, Disney emplea a unas 80.000 personas, donde le gobernador Ron DeSantis prohibirá la realización de abortos después de las 15 semanas de embarazo. Meta, compañía dueña de Facebook, anunció su intención de cubrir los gastos de viajes, siempre y cuando la ley lo permita. “Estamos en el proceso de evaluar la mejor manera de hacerlo, dadas las complejidades legales involucradas”, dijo un vocero de Meta.

Después de que Amazon, Apple , Lyft, Microsoft y JPMorgan impulsaran planes para financiar los viajes de sus empleadas, legisladores de los Estados que se posicionan en contra del aborto lanzaron amenazas. Los dirigentes estatales de Texas ya amenazaron a Citigroup y Lyft, que anteriormente habían anunciado políticas de reembolso de viajes, con consecuencias legales.

Estados Unidos: la Corte Suprema revocó el derecho constitucional al aborto

La Corte Suprema de Estados Unidos revocó este viernes la sentencia Roe vs. Wade de 1973, que durante casi medio siglo garantizó el derecho de las mujeres al aborto en el país, con lo que dejó en manos de cada estado la potestad de autorizarlo o no.

Veintiseis de los 50 estados ya han aprobado o aprobarán leyes que prohíben el aborto, mientras que otros han promulgado medidas estrictas que regulan el procedimiento. “La Constitución no hace ninguna referencia al aborto y ninguno de sus artículos protege implícitamente este derecho”, escribió el juez Samuel Alito, en nombre de la mayoría, en el fallo de la Corte. Roe v. Wade “debe ser anulado”, añadió.

“Es hora de devolver el tema del aborto a los representantes elegidos por el pueblo”, a los parlamentos locales, escribió Alito, un mensaje muy parecido al que se filtró en mayo pasado en los medios provocando importantes manifestaciones en todo el país.

Desde entonces la situación era tensa en las inmediaciones del alto tribunal, acordonado por las fuerzas de seguridad para mantener a distancia a los manifestantes, que este viernes volvieron a acercarse al lugar después de que se conociera el fallo.

Cinco de los seis jueces conservadores del tribunal, de nueve miembros, firmaron la opinión de la mayoría: Clarence Tomas, Samuel Alito, Brett Kavanaugh, Neil Gorsuch y Amy Coney Barret; mientras que tres disintieron: Esteban Breyer, Sonia Sotomayor, y Elena Kagan. Los tres jueces que votaron en contra criticaron duramente a la mayoría y lamentaron la decisión.

“Con tristeza, por esta Corte, pero más por los muchos millones de mujeres estadounidenses que hoy han perdido una protección constitucional fundamental: disentimos”, sostuvieron, según consignó la cadena de noticias CNN.

Además, expresaron su preocupación de que algunos estados “puedan impedir que las mujeres viajen fuera del estado para abortar, o incluso que reciban medicamentos para el aborto fuera del estado”. “Algunos pueden criminalizar los esfuerzos, incluida la provisión de información o financiación, para ayudar a las mujeres a obtener acceso a los servicios de aborto de otros estados”, añadieron.

La mayoría conservadora en la Corte Suprema de EE. UU. reafirma su postura
Corte Suprema de EEUU. Foto: ISF

El presidente del Tribunal Supremo, John Roberts, no se unió a la mayoría pero escribió en una opinión concurrente en la que manifestó que no habría revocado Roe vs Wade, sino que solo habría ratificado la ley de Mississippi que prohíbe los abortos después de la semana 15 de embarazo.

La opinión final es muy similar a la que se filtró a principios de mayo, en la que Alito expresa en lenguaje muy despectivo su rechazo al fallo Roe vs Wade, aunque agrega unas líneas dirigidas a los disidentes de la Corte. “La disidencia (…) no puede demostrar que el derecho constitucional al aborto tenga algún fundamento, y mucho menos uno ‘profundamente arraigado’, ‘en la historia y tradición de esta nación'”, escribió Alito.

Roe v. Wade se refiere al fallo de 1973 que estableció el derecho constitucional al aborto antes de la viabilidad fetal que, según la mayoría de los expertos, ocurre alrededor de las 23-24 semanas de embarazo, y la decisión fue reafirmada en 1992, en Planned Parenthood vs. Casey. 

La sentencia conocida este viernes es el resultado de un esfuerzo realizado durante décadas por los críticos del aborto, que buscan devolver más poder a los estados, y que se pudo materializar gracias a la sólida mayoría conservadora que quedó en la Corte Suprema tras el paso de Donald Trump por la Casa Blanca.

El mes pasado. el Senado fracasó en su intento por aprobar un proyecto de ley destinado a garantizar el acceso al aborto en todo el país, después de que se conociera que la Corte Suprema tenía previsto revocarlo. La votación era prácticamente simbólica pues los demócratas no contaban con los 60 votos requeridos para aprobar el texto.

La principal organización de planificación familiar de Estados Unidos prometió seguir “luchando” por quienes lo necesitan. “Sabemos que pueden estar sintiendo muchas cosas en este momento: dolor, ira, confusión. Lo que sea que sientan está bien. Estamos aquí con ustedes y nunca dejaremos de luchar por ustedes”, tuiteó Planned Parenthood.

Compartí en tus redes
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.