Alegatos de la defensa por la Causa Vialidad: Beraldi mostró un archivo clave

Carlos Beraldi, abogado de Cristina Fernández de Kirchner en la causa Vialidad, mostró que la entonces presidenta estaba en Río Negro cuando el fiscal Luciani dijo que estaba borrando pruebas en Santa Cruz.

La defensa de Cristina Kirchner en la causa Vialidad, que investiga un supuesto direccionamiento en la obra pública de Santa Cruz durante el kirchnerismo, expuso la falsedad de una acusación del fiscal Diego Luciani, quien afirmó que la Vicepresidenta se reunió con Lázaro Báez en Río Gallegos para borrar pruebas cuando en verdad en ese momento estaba en Río Negro. El llamado plan “Limpiar Todo”.

El abogado de la expresidenta, Carlos Beraldi, recordó que, durante su alegato acusador, Luciani mostró una serie de mensajes de Whatsapp del 30 de noviembre de 2015 entre el exsecretario de Obras Públicas José López y Julio Mendoza, un ejecutivo de la empresa Austral Construcciones perteneciente a Lázaro Báez.

En ellos, Mendoza le decía a López que “llega la señora a la tarde y L (sic) se junta con ella”, lo que Luciani tomó como muestra de que Báez iba a juntarse con Cristina en Río Gallegos para avanzar en el supuesto plan de borrado de pruebas de la corrupción, ya que restaban pocos días para que Mauricio Macri asumiera la presidencia.

El propio Luciani describió ese supuesto encuentro como “el día clave” en el que iba a ejecutarse lo que denominó como el “plan limpiar todo”. Para probarlo, el fiscal exhibió una nota de El Destape del 30 de noviembre de 2015 en la que se mostraba que el Tango 01 había realizado un vuelo rasante por Río Gallegos.

“Bingo. Ahora sí nos tenían. Tenían el mensaje, tenían una nota periodística que decía que ese día la Presidenta iba a Santa Cruz, y lógicamente se iba a juntar con Báez. Ya que presumimos, presumamos todo”, señaló Beraldi relatando irónicamente el argumento de Luciani.

Sin embargo, acto seguido, el abogado de CFK mostró una nota de La Nación en la que se precisaba que, en verdad, si bien los medios relataron lo sucedido el lunes 30, el vuelo rasante del Tango 01 fue el día previo, es decir, el domingo 29 de noviembre. “Se les cae la trama y los deja en una posición vergonzosa. De esto no se vuelve”, afirmó Beraldi.

En ese sentido, el defensor de la Vicepresidenta desenmascaró la falsedad de Luciani al recordar que, el lunes 30, Cristina pasó todo el día en Río Negro, lo que probó mediante un video de un acto público que la entonces mandataria encabezó en Bariloche por el inicio de la producción de uranio enriquecido. “¿Cómo se sale ahora de esto?”, cerró Beraldi aludiendo a Luciani.

30 de NOV. Acto por el inicio de producción de uranio enriquecido. Cristina Fernández.

“La estrategia de la Fiscalía fue mutilar el expediente”

Tras media hora de cuarto intermedio, a las 12:30 Carlos Beraldi retomó su alegato y dijo que la concentración de obras públicas en unas pocas empresas es algo que ocurre normalmente en el resto de las provincias y no sólo en Santa Cruz, como consta en el expediente. Antes de entrar en la última etapa del alegato del día, el letrado dijo: “Esperamos que todo esto concluya con el dictado de una absolución”.

Insistió en que las firmas locales presentan, por lo general, mejores ventajas competitivas frente a otras contratistas porque se reducen costos logísticos, entre otros, algo que consta en declaraciones de empresarios como Ángelo Calcaterra y Carlos Wagner. De esa manera, buscó echar por tierra la acusación de que se privilegió indiscriminadamente a Lázaro Báez.

“La verdad siempre sale a la luz”, repitió Beraldi a lo largo de la jornada. Minutos más tarde se quejó de que la Justicia haya marcado sospechas de las visitas de la familia Eskenazi a la Quinta de Olivos durante el kirchnerismo “cuando sabemos las cosas que han pasado en este mismo Tribunal y por lo que tuvimos que recusar”.

Cerca de las 11 de la mañana, Carlos Beraldi, abogado de la vicepresidenta, arrancó una nueva etapa de su alegato en el que afirmó que la Presidencia de la Nación no tenía intervención directa en los procesos de obras viales de Santa Cruz.

Para ello pasó fragmentos de la testimonial del presidente Alberto Fernández que dijo que “ni el presidente ni el jefe de Gabinete tienen intervención directa en los procesos licitatorios” y luego del propio denunciante Javier Iguacel, ex titular de Vialidad Nacional, quien respondió en el mismo sentido.

También descartó la existencia del supuesto esquema manejado por los ex presidentes, algo que el fiscal Mola explicó en su alegato a través de un diagrama de bloques con el que buscó justificar que también “manejaban la provincia de Santa Cruz”.

“Todo esto no se puede decir en un juicio con este caudal probatorio. Hay que tener algún grado de seriedad”, dijo Beraldi antes de pasar una serie de testimonios de testigos que rechazaron haber recibido órdenes o presiones desde esferas más altas. “La estrategia de la Fiscalía fue mutilar el expediente”, apuntó. Beraldi rechazó este martes que haya habido “alarmas desoídas” por parte de la cúpula del Ejecutivo en torno a las supuestas irregularidades, algo que formó parte de la acusación fiscal.

Para eso usó un testimonio del ex ministro de Economía Roberto Lavagna, quien declaró que Néstor Kirchner no podía hacer nada ante una denuncia que había presentado. Vale señalar que Luciani había dicho que el ex presidente le había pedido la renuncia al ministro luego de su denuncia pos supuesta cartelización de la obra pública. El abogado de la vicepresidenta dijo que la denuncia del ex funcionario “nada tiene que ver con las obras acá investigadas” y que la Justicia archivó esa presentación.

TOCF N°2 - Causa Fernández de Kirchner

Beraldi también negó un supuesto encuentro entre Cristina Kirchner y el empresario Lázaro Báez a fines de 2015 para delinear el “plan limpiemos todo”. Sostuvo que “ya que tenemos que presumir, presumamos todo”, y que los vuelos rasantes del Tango 01 fueron un día diferente al invocado por el MPF como el día “clave”. También que ese día la entonces presidenta estaba en Río Negro. “Esto los deja en una situación vergonzosa. De esto no se vuelve”, lanzó el letrado.

Minutos antes se había preguntado si era cierto lo que dijo Luciani en su alegato, que al 10 de diciembre de 2015 el Estado no tenía deudas con las empresas de Lázaro Báez. Mostró fragmentos de la exposición del MPF y puntualizó sobre una nota que usó Luciani para probar que no se le debía nada. Esa nota estaba firmada por Laura Indie, funcionaria del Distrito 23, que declaró en el juicio que la firmó por miedo. “Soy sincera, no corroboré nada de lo que está ahí”, se la escucha en la declaración que usó el abogado de la vice.

Comparte esta publicación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *