CABA. Ordenan un nuevo desalojo que dejará 15 familias en la calle

En medio del intenso frío y con paradores saturados y en malas condiciones, la Justicia programó para este jueves un desalojo de un edificio en el que viven 15 familias, entre las cuales hay 22 niñxs y 2 personas con discapacidad. El jefe de Gobierno porteño se negó a brindarles una solución.

Al menos seis personas en situación de calle murieron en las últimas dos semanas en la Ciudad de Buenos Aires, mientras el Gobierno porteño profundiza sus políticas de “limpieza” (así las llaman) del distrito, a través de la cual se enorgullece de quitar de esquinas y veredas a personas sin techo, sin ofrecerles una solución habitacional concreta. En ese contexto, la Justicia porteña ordenó un desalojo del edificio ubicado en Avenida Entre Ríos 2072/74, donde viven 15 familias, entre las que hay niñxs y personas con discapacidad.

En asamblea, las familias realizaron una publiacación en su cuenta de Instagram, en la que especificaron: “Somos 44 personas que conformamos 15 familias (incluyendo 22 niñxs, 2 con discapacidad). Nos quieren desalojar el jueves 11/7 a las 8 de la mañana y no tenemos dónde ir! Algunos vecinos viven en este lugar desde hace 20 años”.

El desalojo fue autorizado por el Juzgado Civil N° 21 Secretaria Nº 41, a cargo del juez Luis Saenz, ante lo cual, el Gobierno porteño se negó a brindar una solución concreta a las solicitudes de las familias. En la misma publicación, las familias denunciaron: “En medio de una ola polar que se cobra vidas, estamos en riesgo cierto de quedar en la calle. Los paradores no son una opción digna, además que están sin lugar, separan a las familias y no podés ir con tus pertenencias.

Por otro lado, casi ningún alquiler nos acepta con chicos, mucho menos con mascotas. El valor de una pieza con baño y cocina compartida puede tranqulamente estar en $ 200.000 para arriba, pero desarrollo social te da máximo $ 150.000 y encima en partes”.

Recientemente, trascendió un video que muestra cómo son los operativos de los que el jefe de Gobierno se enorgullece: la Policía de la Ciudad le arrebata con violencia y patadas las pertenencias a un hombre en situación de calle, lo tironea, le arrojan sus cosas de abrigo y otros objetos propios a la basura. No hay ninguna contención ni ayuda, sólo hay violencia. Por otra parte, los paradores a los que pretenden enviarlos, no sólo están saturados y con una infraestructura poco preparada, sino que no les permiten llevar sus pertenencias (abrigo y objetos que a veces pueden vender) y mucho menos a sus animales. Además, personas que han asistido a esos espacios a refugiarse, han denunciado robos, abusos sexuales y violencia.