Gremios del transporte judicializarán la vuelta del impuesto a las Ganancias

El cosecretario general de la CGT y secretario adjunto de Camioneros, Pablo Moyano, avisó que, el día en que se haga la presentación judicial habrá una movilización a Tribunales.

El cosecretario general de la Confederación General del Trabajo (CGT) y secretario adjunto de Camioneros, Pablo Moyano, confirmó que la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT) realizará una presentación judicial contra la restitución de la cuarta categoría del impuesto a las Ganancias, aprobada por el Congreso en la Ley Bases. Cuando se presente la denuncia, que será en las próximas semanas, habrá una movilización a Tribunales.

Si bien no hubo un comunicado, Pablo Moyano habló tras la reunión y explicó los motivos de la presentación. “Es inconstitucional porque es bien claro: cuando se pone un impuesto tiene que ser aprobado por las dos cámaras”, dijo. Es que cuando el Senado votó el paquete fiscal, rechazó la vuelta de la cuarta categoría de Ganancias, pero Diputados insistió con ese artículo y se terminó aprobando. “Tenemos todos los argumentos y ojalá que la Justicia el día que tenga que tomar la decisión lo haga en favor de los trabajadores”, agregó.

El cosecretario de la CGT estimó que la presentación judicial se hará “a finales de julio o principios de agosto”. Si bien, como había adelantado El Destape, cada sector hará reclamos por separado, Moyano confirmó que habrá reuniones entre los distintos gremios.

“El día de la presentación va a haber una gran movilización a Tribunales para que los jueces entiendan que el salario no es ganancia”, contó el secretario adjunto de Camioneros, quien explicó que previo a esa movilización habrá asambleas informativas sobre el tema.

Moyano recordó que en la pandemia los trabajadores del transporte eran considerados “esenciales” y contrastó: “Hoy nos vuelven a castigar poniéndolos un impuesto al trabajo mientras a las grandes empresas les bajan los impuestos a través de los bienes personales”.

Después de la aprobación del paquete fiscal, la CGT expresó en un comunicado: “La baja del minimo no imponible del mal llamado Impuesto a las Ganancias afectará al castigado bolsillo de más de 800 mil trabajadores. La reciente sanción de la Ley Bases, que estableció como piso del mínimo no imponible del Impuesto a las Ganancias la suma de $ 1.800.000 para los trabajadores solteros y de $ 2.200.000 para los casados con hijos, representa un duro golpe a los ya deprimidos ingresos de los trabajadores”.

“Esta situación que agravará aún más la pérdida del poder adquisitivo de los salarios, ya golpeados por la imposibilidad de equiparar los indices de inflación acumulada, propicia un escenaro donde los trabajadores van a percibir menos ingresos de los que reciben en la actualidad, potenciando los índices de pobreza, en un marco de creciente recesión y desempleo”, agregó. Y concluyó: “Esta Confederación General del Trabajo no claudicara en su persistente lucha en defensa del salario de los trabajadores, y utilizará todas las herramientas que estén a su alcance para que el fruto del esfuerzo y dedicación de quienes producen realmente riqueza en la Argentina se vea reflejado en sus ingresos”.