Se viene una nueva Marcha Nacional Contra el Gatillo Fácil

Compartí en tus redes
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook

Este viernes 26 de agosto se realizará la octava edición de la jornada de lucha de familiares y organizaciones sociales que denuncian la responsabilidad del Estado en los casos de asesinatos por gatillo fácil a manos de las fuerzas de seguridad. La convocatoria es en el Congreso, desde las 14 horas, y se marchará hacia la Plaza de Mayo

La Marcha Nacional Contra el Gatillo Fácil se realiza en distintos puntos del país y busca recordar a las víctimas asesinadas por las fuerzas represivas del Estado. En la Ciudad de Buenos Aires, la marcha será desde el Congreso de la Nación hacia la Plaza de Mayo. Si bien todos los años la fecha en que se realiza la Marcha son los 27 de agosto, en esta ocasión lo pasaron al viernes 26 para darle mayor visibilidad al evento.

A pocos días de realizarse la octava edición de la Marcha Nacional contra el Gatillo Fácil, Emilia Vasallo, mamá de un joven asesinado por la policía y referente de la organización del evento, habló con el medio de comunicación La Retaguardia y analizó el contexto en el que se desarrolla la Marcha: “Los gobiernos pasan y la tortura, las desapariciones forzadas, las muertes en contexto de encierro, las causas armadas, todo sigue vigente. Gobierne quien gobierne, sigue sucediendo. Todos los gobiernos son represores. El Gatillo Fácil es una política de Estado. No es violencia institucional, es represión de Estado”, señaló.

Para Vasallo, “nunca va a dejar de existir la represión del Estado mientras vivamos en una sociedad donde haya ricos y pobres, exista el capitalismo, la explotación del pueblo, el hambre, la miseria y donde la impunidad siempre es lo primero que surge”.

Hay varias cosas preparadas para el día de la Marcha, que busca visibilización sobre el asesinato de jóvenes a manos de las fuerzas de seguridad del Estado. Uno de los principales reclamos de las familias de las víctimas es, precisamente, la denuncia al Estado y sostenerse entre ellos y ellas para no bajar los brazos: “En dictadura y democracia el Estado te tortura, te asesina y te desaparece”, dijo Vasallo.

Pablo Paly Alcorta tenía 17 años cuando fue fusilado de un tiro en la cabeza por el entonces policía de la Bonaerense Diego Ariel Tolaba el 18 de mayo de 2013. El joven murió en diciembre de ese mismo año producto del daño causado por el disparo. En abril de este año, el Tribunal Oral Criminal n° 4 de Morón juzgó a Tolaba y lo absolvió del asesinato de Alcorta. Vasallo aseguró que esperaba ese desenlace y por eso ni siquiera presenció el juicio. Al joven le plantaron un arma y Tolaba argumentó que su asesinato fue en defensa propia. Así, la impunidad del ex policía fue garantizada por la Justicia

Compartí en tus redes
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook