La Ciudad suspendió las calificaciones en las escuelas, habrá una “valoración pedagógica”

Compartí en tus redes
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook

Aplica a todos los colegios -públicos y privados- de todos los niveles que funcionan en el distrito. Se deja sin efecto el cierre de bimestres y trimestres y todas las escuelas tendrán un primer cuatrimestre que termina el 30 de junio.

Para hacer frente a la expectativa que había generado en la comunidad educativa el fin del primer bimestre en muchas escuelas, la Ciudad firmó una resolución que deja sin efecto los cierres de bimestres, trimestres o cuatrimestres -según correspondan- en todos los colegios -públicos y privados- de todos los niveles que funcionan en el distrito.

Al mismo tiempo, reemplaza la calificación numérica (la nota, que certifica los conocimientos) por una “valoración pedagógica” del proceso de educación a distancia vivido. Todas las escuelas tendrán un período cuatrimestral, que se extenderá hasta el 30 de junio.

La “valoración pedagógica” del primer cuatrimestre será luego “complementada” con una nueva evaluación que se haga una vez que se retome la presencialidad. Entonces, surge de la resolución, sí habrá una nota que acredite los saberes, que podrá “ratificar, rectificar o completar” aquella primera valoración.

Todavía no se sabe qué formato tendrá la segunda parte del año en las escuelas porteñas porque, según dijeron fuentes oficiales, “es el proceso sanitario el que marca los tiempos”.

“Trabajamos en esta decisión durante varias semanas con los supervisores, y ahora estamos hablando con directores, docentes, estudiantes y las familias. La gente está muy predispuesta a apoyar en este contexto. También hablamos mucho con las autoridades nacionales. Esto sale con mucho consenso”, dijo a Clarín Luis Bullrich, ministro de Educación porteño a cargo.

Clarín habló con el ministro de Educación nacional Nicolás Trotta, quien confirmó que las decisiones adoptadas por la Ciudad surgen del consenso y de continuos diálogos que tuvieron entre la cartera educativa nacional y la de la Capital Federal.

Fuentes del oficialismo nacional agregaron que todas las provincias argentinas irán en la misma dirección que la establecida este miércoles por la Ciudad, y que sólo les falta “convencer” a una que todavía no adhiere a la idea. No revelaron cuál es esa jurisdicción.

Como la decisión de cómo evaluar en las escuelas es una atribución de las provincias, la semana pasada ya había habido algunos pronunciamientos. El ministro de Educación de Córdoba Walter Grahovac, por ejemplo, anunció el jueves que en esa jurisdicción no iba a haber calificación hasta que no se retomen las clases presenciales y propuso a los docentes hacer “evaluaciones formativas”. Luego se sumó el director general de Escuelas de Mendoza, José Thomas, con una decisión muy similar.

Consultados por Clarín, desde el Ministerio de Educación de la provincia de Buenos Aires dijeron que “aún no lo tienen decidido”. “Estamos trabajando sobre este tema en la misma línea que las otras jurisdicciones y en base a los acuerdos que se van estableciendo en el Consejo Federal de Educación”, dijeron.

Ante posibles críticas por un “relajamiento de las exigencias educativas” por la falta de calificación, el ministro de Educación porteño dijo que “es al revés”. “No estamos diciendo que todos aprueban. Todavía tenemos que ver cómo continúa el proceso. El objetivo de la valoración pedagógica, que es un informe narrativo que hacen los docentes, es identificar los logros de los estudiantes. No pretende ser una calificación final sino un integrador del proceso”, dijo.

Bullrich también informó que suspendieron para el ciclo lectivo 2020 las evaluaciones estandarizadas que se hacen todos los años en la Ciudad en primaria (FEPBA) y secundaria (TESBA), al tiempo que instó a los docentes a que usen la plataforma educativa virtual Mi Escuela desarrollada por el Gobierno de la Ciudad. “De 38.000 entradas diarias que teníamos antes de la pandemia pasamos a 66.500 en los últimos días. Más de 16.000 docentes iniciaron estos días la capacitación y 8.000 la terminaron”, dijo Bullrich.

La decisión de reemplaza calificaciones por una “valoración pedagógica” surge de la certeza de que existe una gran diversidad de situaciones familiares y contextos hogareños que hacen que los estudiantes puedan o no responder de la mejor forma a la demanda educativa.

“Sabemos que no todos los estudiantes aprenden de la misma manera y al mismo tiempo, por eso es importante reconocer el contexto y los distintos puntos de partida de cada uno, orientarlos y utilizar las estrategias de enseñanza en función de la continuidad de las trayectorias educativas”, suman desde el oficialismo porteño.

Un reciente informe del Observatorio Argentinos por la Educación mostró que en la Argentina el 19,5% de los alumnos de primaria y el 15,9% de los alumnos de secundaria carecen de conexión hogareña a Internet y se les dificulta la continuidad pedagógica. También, que en muchos casos, la calidad de la conexión no es adecuada para fines pedagógicos o los hogares no disponen de los suficientes dispositivos digitales para todos los integrantes de la familia.

La Ciudad de Buenos Aires es la que menos déficit tiene: 7,5% en alumnos de escuelas primaria sin Internet y 7,2% en secundaria. Santiago del Estero (40,7% sin conexión), Formosa (37,7%), San Juan (36,1%), Catamarca (35,0%), Misiones (35,0%), Chaco (33,5%) y Corrientes (33,3%) están en el otro extremo.

Fuente: Clarín

Compartí en tus redes
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.