Luego de la represión, trabajadores de la salud evalúan un paro para ser reconocidos como profesionales

Enfermeras y enfermeros de hospitales públicos porteños evalúan realizar un paro el 1 de octubre próximo para visibilizar su reclamo de ser reconocidos como profesionales de la salud y, además, en repudio a la represión de las que fueron víctimas por parte de policías de la Ciudad frente a la Legislatura local.

“Esto hay que repudiarlo, no se puede repetir”, dijo hoy a Télam Héctor Ortiz, enfermero del hospital Durand de la Ciudad de Buenos Aires, y adelantó que los “delegados de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) propondrán durante una reunión virtual con el consejo directivo, la posibilidad de realizar una medida de fuerza para el 1° de octubre”.

“La idea es proponer una medida de fuerza a nivel nacional, el problema de la salud no es solo en Capital, sino en todo el país; en Misiones, los enfermeros están en huelga de hambre y encadenados en el Ministerio de Salud porque la pandemia los está superando, están agotados y necesitan mejoras salariales”, añadió.

Por otro lado, desde la Asociación de Licenciados en Enfermería de la Ciudad de Buenos Aires informaron a Télam que se reunirán, de manera virtual, los integrantes de su consejo directivo para analizar la posibilidad de hacer un paro el 1° de octubre.

“A raíz de lo que pasó ayer hay mucha bronca en el colectivo de enfermeras y enfermeros, queríamos entregar un petitorio a los legisladores y los policías nos agredieron”, dijo a Télam Carolina Caseres, enfermera del hospital Tornú.

El principal reclamo que los enfermeros llevaron a los legisladores es ser reconocidos como profesionales de la salud, categoría de la que quedaron excluidos en noviembre de 2018, cuando se sancionó la Ley de 6.035, que regula las “relaciones de empleo público de los profesionales de la salud de la Ciudad”.

Dicha ley reconoce 24 profesiones de la salud, entre las que se encuentran, por ejemplo, médicos, odontólogos, fisioterapeutas, fonoaudiólogos y nutricionistas, pero no incluye a los enfermeros, quienes quedaron encuadrados como parte del personal administrativo.

“Además de la posibilidad de crecer profesionalmente, ser incluidos en la ley significaría un salto económico importante de entre 15 y 20 mil pesos en el salario”, dijo a Télam Claudio Ibero, enfermero del Hospital Durand.

Ibero también participó de la movilización de ayer a la Legislatura y, luego de los incidentes con la policía, ingresó al edificio con un grupo reducido de colegas que entregó un petitorio a algunos legisladores para que traten “de manera urgente” un proyecto de ley que propone reconocer a los licenciados en enfermería como profesionales de la salud.

Dicho proyecto de ley es autoría de la diputada Victoria Montenefro (Frente de Todos) y está a la espera de ser tratado por la comisión parlamentaria de Salud.

Comparte esta publicación