Se entregó el Premio Eduardo Charreau a la Cooperación Científico-Tecnológica Regional

El ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación, Roberto Salvarezza, junto con la presidenta del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET), Ana Franchi, participaron de la primera entrega del Premio Eduardo Charreau a la Cooperación Científico-Tecnológica Regional en una ceremonia que se realizó a través de una videoconferencia debido al aislamiento social, preventivo y obligatorio. Los ganadores fueron el bioquímico e Investigador Superior del CONICET, Gabriel Rabinovich, y el doctor en biología celular, Wilson Savino, ambos especializados en inmunología. Además, la Investigadora Superior del CONICET, Alicia Fernández Cirelli, fue distinguida con una mención especial.

Organizado por la Asociación Argentina para el Progreso de la Ciencia (AAPC), la Asociación Interciencia (AI) y la Organización de Estados Iberoamericanos (OEI), el Premio Dr. Eduardo Charreau a la Cooperación Científico-Tecnológica Regional fue creado con el propósito doble de rendir homenaje a una notable figura de la ciencia iberoamericana y de galardonar la producción científica y de cooperación de investigadores de la región.

Los postulados fueron evaluados por un Comité de Selección integrado por científicos de prestigio internacional y luego elegidos por los miembros del Jurado que premiaron la labor científico-tecnológica llevada adelante en un marco de cooperación regional. Del Dr. Rabinovich se valoró su producción científica, mientras que del Dr. Savino se tuvo en cuenta su importante actividad en colaboración regional. La mención especial a la Dra. Fernández Cirelli se decidió en función de su extensa y meritoria trayectoria, tanto en investigación como en cooperación internacional.

Salvarezza felicitó a los premiados y recordó al Dr. Charreau: “Hoy en día nos enfrentamos a una situación cuya respuesta está en la ciencia, la victoria contra el coronavirus va a estar en los laboratorios en ese trabajo silencioso y arduo que hacen los científicos todos los días. En el mundo se ha puesto a la ciencia como un centro neurálgico y en este marco de revalorización de la ciencia, en la construcción de sociedades del conocimiento, es donde la figura de Eduardo tiene un papel relevante. Él encabezó la defensa y la recuperación de la ciencia argentina, recordarlo a Eduardo en este momento es recordar la ciencia, la ciencia con la calidad pero también la ciencia con la entrega hacia la sociedad“. 

Durante el cierre de la ceremonia Franchi expresó: “Esta pandemia pone de manifiesto que la normalidad a la que estamos acostumbrados es totalmente desigual. A esta normalidad no queremos volver, y en esto la ciencia es una herramienta fundamental, es un derecho humano que permite ejercer otros derechos humanos. Los científicos podemos colaborar, no solo desde los laboratorios, sino también haciendo ver al mundo desde nuestros lugares que la ciencia tiene que ser universal y ser un derecho humano para todas y todos“. Con respecto a la cooperación científica indicó que “cuando podemos colaborar entre países de la región somos mejores, somos más fuertes“. Además, felicitó a los premiados y recordó al Dr. Charreau como docente e inspirador de vocaciones. 

De la ceremonia también participaron el director de la oficina argentina de OEI, Luis Scasso; la presidenta de la Asociación Argentina para el Progreso de las Ciencias, Susana Hernández; el presidente de la Asociación Interciencia, Miguel Ángel Blesa; el coordinador del Observatorio Iberoamericano de la Ciencia, la Tecnología y la Sociedad de OEI, Mario Albornoz; el secretario General de la OEI, Mariano Jabonero; el secretario de Políticas para la Formación y Acciones Estratégicas del Ministerio de Ciencia, Tecnología, Innovación y Comunicaciones de Brasil, Marcelo Marcos Morales; y la directora de la Oficina Regional de Ciencias para ALC de UNESCO, Lidia Brito.

Acerca de los galardonados

Gabriel Adrián Rabinovich: Es doctor en Ciencias Químicas por la Universidad Nacional de Córdoba (UNC), Investigador Superior del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) y profesor titular de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la Universidad de Buenos Aires (UBA). Se desempeña como director de los Laboratorios de Inmunopatología y Onco-Inmunología Traslacional en el Instituto de Biología y Medicina Experimental (IBYME). A lo largo de su carrera se ha enfocado al estudio de los mecanismos de escape tumoral y de regulación de la respuesta inflamatoria. Con su equipo, descubrió las funciones de proteínas involucradas en la regulación de estos mecanismos, denominadas galectinas, que juegan un papel central en la biología tumoral y de enfermedades autoinmunes. Es miembro asociado extranjero de la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos y miembro de la Academia Latinoamericana de Ciencias y ha recibido múltiples premios.

Wilson Savino: Es doctor en biología celular y de tejidos por la Universidad de São Paulo, investigador completo y coordinador de estrategias para la integración nacional en la Fundación Oswaldo Cruz (Fiocruz) y miembro de pleno derecho de la Academia Brasileña de Ciencias y de la Academia Mundial de Ciencias (TWAS). Ha sido galardonado con los títulos de Investigador de clase 1A en el Consejo de Investigación de Brasil (CNPq) e Investigador del Estado de Río de Janeiro para Apoyo a la Investigación (Faperj). Actualmente, es editor en jefe de la revista NeuroImmunoModulation, editor asociado de Nutritional Immunology (una especialidad de Frontiers in Immunology and Nutrition) y coordinador del Instituto Nacional de Ciencia y Tecnología en Neuroinmunomodulación. Ha recibido varios premios, entre ellos el título de Caballero de la Orden de las Palmas Académicas del gobierno francés y la Medalla Luis Federico Leloir del gobierno argentino. En 2019 fue galardonado con el título de doctor honoris causa en la Universidad de la Sorbona.

Alicia Fernández Cirelli: Es doctora en Ciencias Químicas, profesora titular plenaria de la Universidad de Buenos Aires (UBA) e Investigadora Superior del CONICET. Se ha desempeñado como secretaria de ciencia y técnica de la UBA, directora de la Cátedra Bernardo Houssay de la UBA, profesora del Master Aigua de la Universidad de Barcelona y secretaria adjunta del Programa Iberoamericano de Ciencia y Tecnología para el Desarrollo (CYTED), entre otras posiciones destacadas. Actualmente, dirige el Instituto de Investigaciones en Producción Animal (INPA-UBA-CONICET) y el Centro de Estudios Transdisciplinarios del Agua (CETA, Instituto de la UBA). Durante su carrera ha recibido distinciones y premios como el Premio Mercosur, en la categoría Integración en 2011, y publicó múltiples artículos científicos en revistas nacionales e internacionales. Además, dirige proyectos nacionales e internacionales de investigación y ha contribuido notablemente a la formación de recursos humanos de posgrado, fundamentalmente de doctorado y posdoctorado.

Comparte esta publicación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *