EE.UU: Masivas marchas en defensa de la vigencia del derecho al aborto

Compartí en tus redes
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook

En distintas ciudades estadounidenses se manifestaron a favor de la interrupción del embarazo que se ve amenazada por la Corte Suprema que parece dispuesta a anular el histórico fallo de hace casi medio siglo.

Decenas de miles de personas se manifestaron este sábado en ciudades y pueblos de Estados Unidos para defender la vigencia del derecho al aborto, amenazado por la Corte Suprema del país que parece dispuesta a anular el histórico fallo de Roe vs. Wade con el que legalizó la interrupción voluntaria del embarazo (IVE) hace casi medio siglo.

Bajo el lema “Basta de controlarnos”, diversas organizaciones defensoras de los derechos reproductivos -como Planned Parenthood o la Marcha de las Mujeres- convocaron este sábado a unas 450 concentraciones en todo el país, con multitudinarias manifestaciones en Washington, Nueva York, Chicago, Austin y Los Ángeles.

Marcha en Washington al grito de Nuestro cuerpo nuestra decisin Foto AFP
Marcha en Washington. Foto: F24

La convocatoria se da dos semanas después de que el portal de noticias Politico filtrara el borrador de un dictamen mayoritario de la Corte, que pretende abolir la sentencia de los años 70 y “devolver la cuestión del aborto a los representantes elegidos por el pueblo”. Al grito de “Nuestro cuerpo, nuestra decisión”, miles de personas de todas las edades marcharon en la capital por la gran explanada del National Mall, que une el monumento a Lincoln con el Capitolio, hasta la sede del máximo tribunal.

“La idea de que mi hija tenga menos protección que yo cuando crecía me rompe absolutamente el corazón y me aterroriza”, dijo una mujer que acudió con su beba de ocho meses y una pancarta en la que se leía “Tuve un bebé y tuve un aborto”. Entre la multitud, los manifestantes sostenían carteles rosa que decían “Fuera las manos de nuestros cuerpos”, “La Corte Suprema quiere matar a las mujeres” o “Abortemos a la Corte”, mientras que otro con la leyenda “Nuestros cuerpos, nuestros abortos” encabezaba la procesión.

A la marcha acudieron personas de otros estados, como Randy y Lauri Adams, una pareja del vecino estado de Maryland que se dijo en estado de shock tras conocer la filtración del máximo tribunal, según consignó el diario The Washington Post. “Podría hacernos retroceder 50 años”, dijo Randy, de 60 años, a lo que Lauri, de la misma edad, agregó: “Y hacernos retroceder siglos”.

La manifestación contó también con un escenario principal, en el que diversos oradores hablaron sobre cómo el acceso al aborto afecta a las minorías y compartieron sus propias historias sobre la IVE. Al llegar a la sede de la Corte, los manifestantes corearon al unísono “¡Mantén tu teología fuera de mi biología!” antes de dispersarse.

Varios miles de personas se movilizaron también en Los Ángeles y en Nueva York, donde la procesión de unas 3.000 personas estuvo encabezada por los senadores demócratas Chuck Schumer y Kirsten Gillibrand, así como por la fiscal de la ciudad, Letitia James. El alcalde Eric Adams también estaba entre la multitud.

En Houston, Texas, los manifestantes superaron los 5.000, según los organizadores, y el millar en Louisville, Kentucky, un estado conservador del sur donde solo dos clínicas de la organización Planned Parenthood practican abortos, reportó la agencia de noticias AFP.

Aunque sondeos recientes indican que el aborto cuenta con el apoyo de la mayoría de la población, su mayor garante durante 49 años podría pasar a ser su verdugo en el verano boreal, cuando se pronuncie sobre la demanda presentada por el sureño estado de Mississippi, que pidió abolir Roe vs. Wade para poder aplicar una prohibición al aborto después de las 15 semanas de gestación.

Si finalmente lo hace, 26 estados de los 50 que tiene el país prohibirán la IVE, dado que disponen de proyectos de ley escritos o ya aprobados por sus cuerpos legislativos para hacerlo inmediatamente, según Planned Parenthood, el mayor prestador estadounidense de servicios de salud reproductiva. Este escenario dejaría a unas 36 millones de estadounidenses en edad reproductiva sin acceso directo al aborto.

Aunque el Gobierno del demócrata Joe Biden prometió garantizar este derecho e impulsó su codificación en el Congreso que logró una media sanción histórica de la Cámara de Representantes, el texto está bloqueado en el Senado, donde los demócratas no disponen de una mayoría suficiente para sacarla adelante.

La directora ejecutiva de la Marcha de Mujeres, Rachel O’Leary Carmona, dijo que los organizadores de la convocatoria de este sábado están planeando muchas más manifestaciones este verano para continuar presionando a los legisladores. “Tenemos que ver el fin de los ataques a nuestros cuerpos”, sentenció.

Compartí en tus redes
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.